LADRILLOS AISLANTES

Los ladrillos aislantes se preparan con refractarios de alta pureza, tienen en su composición un porcentaje alto de alúmina y mayor porosidad que los ladrillos densos; consiguen por este motivo una baja conductividad térmica, es decir, alto aislamiento térmico que permite reducir pérdida de calor.  Ventajas adicionales son: peso liviano, buena resistencia al choque térmico, bajo contenido de impurezas, capacidad de soporte de carga, alta precisión dimensional y baja contracción por calentamiento.

La baja conductividad térmica del ladrillo aislante, su rigidez y su capacidad para labrar ranuras donde se alojan las resistencias lo hace ideal para hornos eléctricos. Además, por su baja conductividad térmica se usa como capa externa en el aislamiento térmico de hornos que operan con quemador de combustible líquido, quemador de gas u otra fuente de calor.  

Ofrecemos tres tipos de ladrillos refractarios aislantes, los del tipo Grado 23 tienen una temperatura de servicio de hasta 1260 º C, los de Grado 26 para temperatura de servicio hasta 1430°C y los de Grado 28 para temperatura de servicio hasta 1540°C.

LADR-AISLANTE-2

LADR-AISLANTE-2

LADR AISLANTE-3

LADR AISLANTE-3

LADR-AISLANTE-1

LADR-AISLANTE-1

LADR AISLANTE-4

LADR AISLANTE-4

Precio y Calidad sin Competencia desde 1960

fb_icon_325x325.png
wsplogo.png

© 2020 Refractarios Rivara SA